A lo largo de la historia, tanto el diseño del automóvil como los materiales utilizados en la fabricación de la carrocería han sufrido una constante evolución; algo que conoce bien cualquier taller de chapa y pintura Tetuán Madrid.

Hoy en día se utilizan gran variedad de estos, desde acero, aluminio o plásticos hasta componentes de carbono. En todo taller de chapa y pintura Tetuán Madrid están en constante evolución al utilizar nuevas técnicas en el mundo del motor.

Desde el carruaje de caballos hasta el coche de hoy en día, muchos han sido los cambios en el diseño que ha sufrido el mundo del automóvil: de las líneas pesadas y cuadradas, ruedas pequeñas, colores básicos, faros rectangulares y aburridos, maleteros poco estéticos, espacios poco confortables, vidrios gruesos y peligrosos, volantes no ergonómicos, etc., hemos pasado a unos diseños mucho más atractivos, donde se le da más importancia a las líneas aerodinámicas y elegantes, ligeras y funcionales, así como espacios muy confortables con todos los adelantos en ergonomía y diseño que podemos imaginar.

Del carromato de motor de vapor hasta nuestros días, la evolución ha sido constante. En los primeros años se utilizaban estructuras muy sencillas. Sobre un larguero se colocaba el chasis y un caballo tiraba del carruaje. Estos largueros solían ser de madera; posteriormente, se empezó a utilizar el acero para los revestimientos y, con la llagada del motor de cuatro tiempos, se llevó a cabo la verdadera evolución.

Posteriormente, se empezó a incorporar el volante, el bloque de motor central y aleación ligera de acero. Con las cadenas de montaje se dio un gran paso en la producción y aparecieron los primeros chasis totalmente de acero, evolucionando hasta utilizar materiales cada vez más ligeros.

Para nosotros, Talleres FGG, es muy importante el conocimiento de la evolución de los materiales en automoción, siempre al servicio del cliente.